Analizan veto presidencial a la palma aceitera

La subcomisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional se reunió para analizar las propuestas de modificación de los artículos que fueron objetados por el Órgano Ejecutivo al Proyecto de Ley 392 que adopta medidas para proteger, estabilizar e incrementar los sembradíos de palmas aceiteras en el distrito de Barú, provincia de Chiriquí.

Según el diputado Carlos Motta, presidente de la subcomisión, la norma fue propuesta para darle un “salvavidas” al sector productivo de palma aceitera que tiene más de 20 años de ser cultivada en el distrito de Barú, que enfrenta problemas con la plaga.

Indicó que se trata de un rubro que aporta cerca de 60 millones  anuales a la economía del distrito y que muchas familias y comercios dependen de esta industria, y que, por lo tanto, las objeciones realizadas por el Ejecutivo en dos de sus artículos serán corregidas en consenso con las instituciones involucradas en el tema agropecuario.

Según las objeciones presentadas por el Ejecutivo a los artículos 3 y 5 del proyecto debido a que presenta beneficios únicamente para los productores del sector de Barú sin tomar en cuenta a otras áreas del país.

la reunión contó con la participación de representantes del Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), del Instituto de Seguro Agropecuario (ISA), que se mostraron a favor de que se busque una solución que beneficie a los productores de palma, quienes son afectados por la enfermedad de la flecha seca.

En ese sentido, Jazmine Concepción, en representación del BDA, dijo estar de acuerdo con que se les permita una moratoria por tres años a los productores a través de préstamos blandos como una forma de ayudarlos mientras se recuperan de las pérdidas.

El diputado Motta aseguró que en la actualidad existen alrededor de 19 mil hectáreas de palmas africanas sembradas en el distrito, lo que genera una mano de obra de seis mil trabajos directos e indirectos. Agregó que el brote de la llamada “flecha seca” amenaza la producción de aceite vegetal.

Por I.P. de Moreno / Fotos F. Montalbán