ASAMBLEA ATIENDE SITUACIÓN DE BRUCELOSIS EN CHIRIQUÍ

La Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional se reunió para analizar la situación actual del brote de brucelosis en la provincia de Chiriquí, en la cual participaron autoridades del Ministerio de Salud, Ministerio de Desarrollo Agropecuario, la Dirección de Aduanas, miembros de la Asociación de Ganaderos (ANAGAN) y productores de leche del país, así como también representantes de la Dirección de Salud Animal y Sanidad Vegetal.

Según el diputado Juan Carlos Arango, presidente de la comisión, se han sacado buenos resultados de esta conversación que ponen de manifiesto una vez más el profundo interés por salvaguardar la salud alimentaria del país y, por ende, del sector agropecuario, por parte de la Asamblea Nacional, en su papel de fiscalizadora y mediadora entre las partes involucradas en una situación que, si no es vista correctamente, puede poner en peligro a la población panameña.

Indicó que con esta reunión se trataron diversos puntos para que las entidades relacionadas se pongan de acuerdo, sobre todo en materia de adecuación y modernización de algunas leyes, que con el paso del tiempo se han quedado obsoletas. También se refirió a la situación del relevo generacional, de algunas entidades que requieren de la contratación de nuevos funcionarios, que por falta de presupuesto no se realizan adecuadamente.

Por su parte, Bredio Velasco, director de Salud Animal del MIDA, constató que los brotes de brucelosis se identificaron en dos fincas infectadas con brucella abortus, en los distritos de Bugaba y San Lorenzo, donde se realizó el sacrificio de dos animales. Se notificaron y declararon las fincas en cuarentena, y la entrada y salida de animales se hará bajo control oficial, además de la inclusión en el Programa Nacional de Trazabilidad Bovina con la identificación de la totalidad del hato.

El Decreto Ejecutivo 20 del 13 de abril de 1999 dicta las disposiciones generales de las campañas zoosanitarias para el control y la erradicación de la brucelosis, tuberculosis y rabia bovina.

Según Francisco Rodríguez, de la Dirección Regional de Aduanas en Chiriquí, en lo que va del año se ha retenido un total de 56 reses para impedir el posible traslado de animales infectados con la enfermedad, quienes coordinan con la Dirección de Cuarentena Animal sobre el comportamiento epidemiológico de la brucelosis en la región, en donde hasta el momento se han confirmado más de mil pasos clandestinos entre la frontera de Panamá y Costa Rica.

El representante de ANAGAN, Aquiles Acevedo, quien se mostró preocupado por el relajamiento que se ha venido dando en la provincia de Chiriquí, sobre todo en la parte fronteriza, producto del alto número de sacrificio de reses que se han venido dando en lo que va del año, y que guarda relación con la participación de dos entidades, la Dirección de Sanidad Animal y el Ministerio de Salud.

En ese sentido, el director médico en la provincia de Chiriquí, Agustín Saldaña, consideró que se hace oportuna la coordinación con todas las entidades involucradas en el tema de la brucelosis, ya que se debe ser más estricto con el cumplimiento de los protocolos establecidos, y que señalan el sacrificio para la res rectora para evitar la proliferación de la enfermedad, sobre todo por la cercanía con Costa Rica.

Finalmente, la brucelosis es una enfermedad infecciosa, producida por bacterias del género brucella, que ataca al ganado vacuno y produce pérdidas económicas sustanciosas al mercado mundial, en donde puede ser infectado el hombre de no tomarse los mecanismos de vigilancia y seguridad adecuados, producto de la relación entre el animal, el ganadero y el consumidor final.

Per:  Felipe Agudo Guerra / Fotos:  Martín Castillo