Seguridad nacional y ciudadana,  labor en Comisión de Transporte

La Comisión de Comunicación y Transporte, en  la primera  legislatura,  discutió normativas  para una mejor cobertura del seguro vehicular,  por motivo de seguridad nacional,  así como   proteger la vida de los  menores, en caso de accidentes de tránsito, mediante la utilización de  sillas retenedoras.

En total, su trabajo en cuatro meses, de julio a octubre, se  resumió en 15 reuniones, 2 proyectos aprobados en primer debate, 7 anteproyectos recibidos, 4 prohijados y un 75% de asistencia a las reuniones.

Así en el orden, los comisionados aprobaron el proyecto de Ley 455, que regula el seguro obligatorio básico de accidentes de tránsito. Ante la acostumbrada postura de los propietarios y de las empresas aseguradoras de evadir la  responsabilidad en los hechos de tránsito, se aprobó el primer debate de la normativa  para  no dar entrada a  tales  incumplimientos.

Dispone que, por los daños causados por el vehículo asegurado, deben responder la compañía de seguro emisora de la póliza, el conductor y el propietario del vehículo.

También se aprobó el proyecto de Ley 512, que dicta normas para la conservación, la protección y el suministro de datos de usuarios de los servicios de telecomunicaciones.

La propuesta es llevar un control de los titulares de las cuentas de todas las líneas telefónicas móviles, con el interés de evitar que sean utilizadas para algún ilícito o para atentar contra la honra de las personas.

Al igual, debatieron el proyecto de Ley 491, que regula el uso de las sillas de retención infantil en los vehículos y adopta medidas de seguridad vial para menores de edad. Según las estadísticas, el uso de la herramienta demuestra una reducción en la mortalidad de aproximadamente el 71% en los casos en que se involucran los menores de un año y del 50 al 80% en niños entre uno y cuatro años.

Esta iniciativa resultó de la fusión de dos temas con el mismo motivo, el que adopta medidas de seguridad vial para menores de edad y el que regula el uso de las sillas de retención infantil en los vehículos.

Otra normativa que se debatió con el propósito de disminuir los actos delictivos que se cometan mediante el empleo de motos, y que  se encuentra aún en agenda para reanudarlo en la próxima legislatura, es la que regula al denominado acompañante o parrillero en las motocicletas.

Dicho documento  se fusionó con una propuesta en común referente a la introducción de nuevos controles de seguridad para el transporte en  motocicletas, motociclos y triciclos.

Los parlamentarios sostuvieron reuniones con el sector transporte, la plataforma Uber y  con comunidades afectadas por la falta de buses.

Por Mm / Foto Archivo